Ir a…
RSS Feed

Terapias naturales: ¿son efectivas para aliviar el dolor?


Actualmente las terapias naturales han logrado demostrar que son muy efectivas para aliviar los dolores, siendo muy usadas porque no tienen efectos secundarios, que hasta en algunas oportunidades son el acompañamiento de la medicina tradicional por recomendación de profesionales de la medicina.

El dolor se incrementa a la par de la ansiedad y muchas veces el dolor físico es el reflejo de un conflicto psíquico, por tanto, los métodos o terapias que regulen estos aspectos también podrán alcanzar reducir el dolor. Las emociones negativas que no hemos querido afrontar se refugian en el subconsciente y a la vez en la musculatura, los tendones, los tejidos corporales.

Aunque los medicamentos pueden ser muy efectivos en algunos casos, existen terapias naturales que complementan su acción o que incluso pueden hacerlos innecesarios. Una de las más eficaces es la acupuntura, una terapia completa para tratar en el nivel energético todo tipo de problemas.

Su principal aplicación es para tratar el dolor, especialmente de cabeza, espalda, rodillas y hombros, aunque puede tratarse cualquier tipo de dolor: de parto, postquirúrgico, el causado por las artritis y la artrosis, la fibromialgia, los dolores menstruales.

Solo en España, una de cada 10 personas sufre un dolor crónico y pasan entre 10 y 20 años hasta que descubren un tratamiento adecuado, si es que lo encuentran.

En este aspecto, es necesario tratar el dolor, ya que es una señal de alarma, indica que algo no funciona bien, aunque no todos los trastornos pueden curarse, sin embargo, las condiciones del paciente pueden mejorarse.

Otra terapia que nos ayuda a combatir el dolor son los aparatos de biofeenback o bioautorregulación que es aquella que permite visualizar o escuchar por medio de monitores o señales de audio la marcha de procesos corporales involuntarios, como los ritmos respiratorio y cardiaco, la presión arterial, las ondas cerebrales o la contracción muscular.

La técnica de autocontrol del dolor, también es muy efectiva, ya que combina la relajación y la autosugestión; con la intensión que el paciente comprenda que no es una víctima pasiva del dolor, que puede reducirlo y puede dominarlo.

Esther R.

Deja un comentario

error: Content is protected !!