Semillas: su uso en las dietas

Las dietas milagro son más un mito que una realidad, una rutina para bajar de peso requiere esfuerzo físico y en especial, llevar una nutrición adecuada que no sólo nos sirva para quemar grasas, sino también para cuidar de nuestra salud. Para ello, la opción más fundamental son los alimentos con grandes contenidos de fibra. Y existen varias opciones que contienen altos elementos de fibras, como lo son las semillas, pues estas son los elementos más ricos en fibra de la naturaleza, que además brindan energía y aportan bacterias favorables para la flora bacteriana. Pero la mejor parte es que son fáciles de encontrar, mantener y tienen un agradable sabor, por lo cual no es ningún sacrificio ingerirlas. Pueden mezclarse tanto en ensaladas, como en batidos, o como simples snacks de meriendas. Algunas de estas maravillosas semillas son:

Las semillas de Chía: Estas semillas son ricas en fibra tanto soluble como insoluble, por lo que son ideales para acelerar el metabolismo e ir bajando paulatinamente de peso siempre que se consuma de manera regular. Estas se pueden encontrar en tiendas naturistas y en comercios normales. Para su consumo solo se necesita de dos a tres cucharadas pequeñas de chía al día, acompañando ensaladas, yogures, batidos y gelatinas.

Semillas de Lino o linaza: Estas semillas también poseen gran cantidad de fibra dietética, por lo que son conocidas por ser la fuente vegetal más rica que se conoce de ácidos grasos omega 3 y de estrógenos débiles, convirtiéndola en una alimento completo. Estas pueden consumirse del modo que sea preferible para la persona desde incluirlas en ensaladas hasta tomarlas en batidos o incluyéndolas en helados caseros naturales.

 

Semillas de mostaza: Además de tener un sabor muy agradable, estas semillas pueden ser utilizadas como condimentos y especias para adobar alimentos y ensaladas, tales como pescado o carnes magras. Es además un suplemento que, aporta omega 3, calcio, fibra, hierro, magnesio, niacina, fósforo, proteínas, selenio y zinc. También son  semillas muy digestivas, ya que dispone de la sana propiedad de estimular la producción de los jugos gástricos. Estas son fáciles de encontrar, pues son utilizadas frecuentemente como complementos culinarios que se usa para infinidad de platos.

Semillas de girasol: Una de las semillas más clásicas de todas, cuyo beneficio o factor más esencial es que pueden ser consumidas sin añadirles sal, lo que es muy efectivo a la hora de perder peso, pues la sal es uno  de los mayores retenedores de líquidos. Estas semillas son ideales para las dietas porque son saciantes y además aceleran el metabolismo, gracias a su contenido en ácidos oleico, linoleico, palmítico, esteárico, aráquico y lecitina. Que ayudan a reducir la absorción de colesterol en los intestinos y a eliminar las grasas que no deben retener el organismo. Sin embrago hay que tener en cuenta que su consumo se reduce a solo dos cucharadas al día  puesto que una mayor cantidad de estas elevan el nivel calórico. Se pueden consumir a modo de snack, después del desayuno o bien a lo largo del dia o como un tentempié de medio día.

https://mejorconsalud.com/las-mejores-semillas-para-adelgazar/

ProOdri

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: