Aire contaminado mata a millones cada año en el mundo

Las cifras anuales son alarmantes, de acuerdo a la Organización Mundial para la Salud (OMS), anualmente mueren 7 millones de personas en el mundo por contaminación del aire.

Son 9 de cada 10 personas las que respiran aire contaminado, pequeñas partículas que entran en los pulmones y en el sistema cardiovascular provocando diferentes enfermedades, especialmente infecciones respiratorias.

En este caso, se estima que el 24% de las muertes de adultos son por cardiopatías, el 29% por cáncer de pulmón, el 25% por accidentes cerebrovasculares y el 43% por neuropatía obstructiva crónica; siendo el 90% de las muertes, relacionadas con la contaminación del aire, los países de ingresos bajos y medianos, como África y Asia, seguido luego de los países de ingresos bajos y medianos de la Región Mediterráneo Oriental, Europa y las Américas.

Solamente en el 2016 la contaminación ambiental provocó 4,2 millones de muertes, mientras que la contaminación del aire en casas causó los 3,8 millones de muertes. Son muchas las personas que todavía no tienen acceso a combustibles y tecnologías de cocción adecuadas y limpias en sus hogares, lo que desarrolla la contaminación del aire dentro de las casas.

“Es inadmisible que más de 3.000 millones de personas, en su mayoría mujeres y niños, sigan respirando todos los días el humo letal emitido por cocinas y combustibles contaminantes en sus hogares. Si no adoptamos medidas urgentes contra la contaminación del aire, el desarrollo sostenible será una simple quimera”, ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En el caso de algunas regiones la arena, el polvo del desierto, la quema desechos, la desforestación son fuentes principales o adicionales de la contaminación del aire. Otros vienen acompañados de factores meteorológicos, geográficos y hasta estacionales.

Para las Naciones Unidas lo que se debe hacer es establecer medidas gubernamentales “ininterrumpidas” que estén coordinadas en todos los niveles de acción, en pro de mejorar la calidad del aire; así como soluciones que posibiliten la gestión de desechos y la producción y el uso de energía más eficiente y renovable.

Esther R.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: