Sobrepeso infantil puede adelantar la pubertad

Un estudio realizado por un grupo de investigadores del Ciber de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición del Imibic y UCO, dirigido principalmente por Manuel TenaSempere, esta dirigido en conocer los mecanismos responsables de los cambios que se producen durante el periodo de la pubertad, especialmente aquellos que influyen en el adelanto y que podría tener repercusiones posteriormente en otras etapas de la vida.

Muchas de esas repercusiones corresponden a alteraciones cardio – metabólicas, ginecológicas y algunos tumores, en personas con pubertad adelantada o retrasada.

En este aspecto, los investigadores han logrado demostrar que existe un nuevo circuito regulador, por medio del cual las señales metabólicas pueden derivar de situaciones anormales, como la obesidad o la delgadez temprana, alterando la actividad de una molécula reguladora, que se há denominado Sirt 1.

Para alcanzar los resultados, los investigadores han empleado modelos de alteración nutricional, induciendo la obesidad, demostrando que en estas situaciones de inicio temprano se suprime de manera prematura la molécula reguladora Sirt 1, específicamente en las neuronas, conduciendo a una pubertad adelantada. A este fenómeno se le asocia al sobrepeso infantil.

La obesidad aumenta la posibilidad que los niños desarrollen problemas médicos serios, como la diabetes tipo 2, el colesterol alto, la hipertensión arterial, problemas óseos y articulares, problemas respiratorios, enfermedades hepáticas y de las vías biliares, entre otros. Además, los niños obesos también pueden tener problemas emocionales, desarrollar ansiedades y depresión.

En algunos casos, esta ganancia excesiva de peso se debe a problemas endocrinos, síndromes genéticos y la ingesta de ciertos medicamentos.

Por su parte, en situaciones de delgadez marcada, donde la pubertad se retrasa, los resultados demostraron que la actividad de Sirt 1 se mantiene elevada de forma anormal, impidiendo de esta manera el normal desarrollo de la pubertad.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: