Nueva piel electrónica dota a las prótesis de sentido del tacto

Investigadores de la Universidad de Texas en Arlington en los Estados Unidos, han desarrollado una piel electrónica que es alta en sensibilidad, lo que le ofrece a las prótesis un gran sentido del tacto.

Este nuevo dispositivo es un denso grupo de nanoalambres de óxido de zinc flexible en su superficie, que no requiere una fuente de alimentación externa, ya que los nanocables que la componen generan su propia corriente eléctrica, y estas cuando entran en contacto con algo cada nanoalambre logra generar una pequeña señal eléctrica que indica que ha sido tocada.

Estos nanocables son muy pequeños, siendo un tamaño 200 veces inferior al cabello humano. La e – skin tiene una capacidad significativa para sentir las cosas que rozan con ella, en ocasiones más que la piel natural de los humanos.

Es un dispositivo fácil de moldear, por lo que se adapta a diferentes zonas del cuerpo, gracias a la base flexible que lo compone.

Zeynep Celik – Butler, uno de los principales autores del desarrollo del dispositivo, indica que “estos sensores son muy sensibles y se aplicaran con una huella dactilar parcial, la tecnología podría ayudar a identificar quién es esa persona”. Además el e – skin puede determinar los cambios de temperatura, siendo éste un valor agregado para el uso y seguridad de las prótesis futuras.

“Imagínense que las personas puedan determinar la identidad de otro individuo con este sistema, agrega Celik – Butler.

Entonces, esta nueva piel electrónica compuesta de nanoalambres de óxido de zinc flexible en su superficie, cuando entra en contacto con algo, estos nanoalambres emiten una señal eléctrica que indica que la misma há sido tocada.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: