Lentes de contacto también pueden contaminar el agua

Según una investigación realizada por especialistas del Instituto de Biodiseño en la Universidad Estatal de Arizona, en los Estados Unidos, desechar las lentillas por el desagüe, cuando estas ya no funcionan o después de su uso, contribuyen a la contaminación microplástica en el agua.

La realidad es que estas lentillas o lentes que se desechan por el desagüe llegan hasta las plantas de tratamiento de aguas residuales. Los datos de los investigadores indican que la aproximadamente entre 6 y 10 toneladas métricas de lentillas de plástico terminan en las aguas residuales, siendo estos número solo en los Estados Unidos.

Esto representa una amenaza a la vida acuática, donde se confunden los microplásticos con los alimentos, pero estos no son digeribles, afectando considerablemente a los animales.

Los lentes de plástico suelen ser mas densos que el agua, por lo tanto se hunden, y pierde su resistencia estructural, descomponiéndose y generando los microplásticos.

Los investigadores indican que además estos animales acuáticos forman parte de una larga cadena alimenticia, donde muchos de ellos son el camino a el suministro de la alimentación humana, por lo que se expone también a los seres humanos a esos agentes contaminantes no deseas, afectando la salud de todos los seres vivos.

Un dato curioso, es que sólo en el mercado estadounidenses 45 millones de personas usan lentes de contacto, lo que equivale al menos a 13 mil millones de lentes que se utilizan cada año. Entre el 15 y el 20 por ciento de los usuarios, lavan las lentillas en el inodoro o los desechan; considerándose un número bastante grande.

Los especialistas esperan que los resultados del estudio funcionen como una especie de advertencia para los fabricantes de lentes de contacto, a fin de concientizar a los usuarios a desecharlos de una manera adecuada o junto con otros desechos sólidos.

En fin, estas partículas de plástico terminan en el océano o en las aguas residuales, donde se rompen pero no se degradan.

La cantidad de residuos plásticos generados por los lentes y sus empaques equivalen a 400 millones de cepillos de dientes anuales, solo en los Estados Unidos.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: