Sanidad: Ordena retirar lote de medicamento contra la epilepsia de UCB Pharma

El Ministerio de Sanidad a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha emitido una alerta y solicitado la retirada de un lote de medicamento contra la epilepsia de UCB Phama, informando sobre un defecto observado en el anticonvulsivo. Se trata de levetiracetam comercializado con el nombre de Keppra 500 mg de 60 comprimidos recubiertos con película.

Se ha detectado una mancha marrón en la superficie de un comprimido, siendo un defecto calificado como clase 2, de gravedad media. En este aspecto, las acciones cautelares refieren a la retirada del mercado de todas las unidades distribuidas del lote 240219 y la devolución al laboratorio de estos fármacos por los cauces habituales. La Agencia Española de Medicamentos solicita entonces, que a partir de ahora las comunidades autónomas hagan el seguimiento correspondiente para la retirada del lote de medicamento.

Específicamente, el levetiracetam está indicado como monoterapia en el tratamiento de la crisis de inicio parcial con o sin generalización secundaria en adultos y adolescentes con un nuevo diagnóstico de epilepsia, o como tratamiento concomitante en otros tipos de crisis epiléptica.

La Aemps, entonces, ha ordenado cesar la comercialización de este medicamento anticonvulsivo por el defecto (la mancha) detectada en uno de los comprimidos.

¿Qué son los anticonvulsionantes?

Los anticonvulsionantes o antiepiléptico son aquellos medicamentos desarrollados para aliviar el dolor que causa el daño a los nervios, bien sea por lesión o enfermedad. Son fármacos utilizados principalmente para el tratamiento crónico de epilepsias, el tratamiento agudo de convulsiones y del estado del mal epiléptico. Estos medicamentos pueden presentar efectos secundarios que normalmente no suelen ser graves, como aumento de peso, mareos y cansancio.

De forma general, los anticonvulsionantes se absorben por vía oral, con una biodisponibilidad del 80%, que se dividen en base a tres criterios, clásicos o de primera generación, de segunda generación y de tercera generación.

Estos fármacos también se han estado utilizando en el tratamiento del trastorno bipolar, por su acción como estabilizante del humor (psicotrópicos).

Esther R.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: