Ir a…
RSS Feed

Ruido rosa permite mejorar la memoria y el sueño


A través de los estímulos sonoros suaves conocido como ruido rosa, se puede mejorar el sueño profundo de las personas mayores, siendo además beneficioso para la memoria. Esto fue el resultado de un reciente estudio realizado por especialistas del sueño de diferentes departamentos de la Universidad Northwestern de Chicago de los Estados Unidos.

El ruido rosa se diferencia del ruido blanco, ya que tiene una menor amplitud de frecuencias, es como pasar el ruido blanco por un filtro al que se le hubiése quitado de forma gradual las altas frecuencias. El ruido rosa es similar a lo que podemos escuchar cuando sintonizamos la radio, y el ruido blanco es más parecido a lo que se llama efecto “nieve” cuando se sintoniza un televisor.

El estudio se centró en experimentar en la aplicación de estímulos sonoros terapéuticos en un grupo de 13 participantes, de edades comprendidas entre los 60 y los 84 años de edad, siendo sometidos de manera aleatoria una noche bajo la estimulación de un ruido acústico de baja intensidad, como el ruido rosa, y otra en la que no se percibía o se oía ruido durante el sueño, una simulación. Durante ambos casos, los participantes pasaron la prueba de memoria antes y después de dormir ambos días.

Los investigadores, también usaron durante el estudio un nuevo método acústico capaz de leer las ondas cerebrales de una persona en tiempo real, analizándose luego por medio de un algoritmo la comunicación neuronal durante la fase de sueño profundo, ambos días, el de la aplicación del estímulo sonoro como el día de la simulación.

En este sentido, los resultados indicaron que la terapia de sonido mejoró significativamente el sueñp profundo de los voluntarios, al mismo tiempo que su nivel de rendimiento en la prueba de memoria. En promedio la mejora fue tres veces mayor después de que el ruido rosa alcanzara una intensidad constante comprendida entre 500 y 1000 hercios.

Como conclusión el estudio señala que “la estimulación acústica durante el sueño tiene el potencial de ser una herramienta práctica y segura para mejorar los efectos del sueño dependientes de la memoria en personas mayores sanas, así como en aquellas con deterioro cognitivo”.

Esther R.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: