Técnicas naturales para la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno crónico que provoca intensas fatigas y dolores musculares con una sensibilidad súper marcada en todo el cuerpo. Además de esto también puede causar insomnio, fuertes cólicos al momento de la menstruación, déficit de concentración y sensaciones en manos y pies de adormecimiento. Aunque es una enfermedad que suele aparecer en personas de edad madura, también hay casos en niños y puede venir causada por lesiones, enfermedades conjuntas o algún evento traumático.

Ahora bien, este es un problema que afecta a millones de personas, y sus síntomas son bastante incómodos y fastidiosos en el día a día de quien lo presenta, por esto es que traemos ciertos trucos 100% naturales y que además son efectivos a la hora de tratar y calmar los dolores y estrés que causa la fibromialgia, pues no hay mejor manera de sanar tu cuerpo que de una forma natural y sencilla de realizar. Uno de los aspectos más importantes es que este trastorno no es progresivo, por lo cual aunque tratarlo no es totalmente sencillo, hay formas bastante efectivas. Primeramente el mejor truco que podemos aplicar es el del Yoga, pues está es una actividad netamente tranquilizante, tanto mental como física que permiten la relajación y el total descanso del cuerpo, lo vuelvo es un factor súper imprimir para ayudar con dolores musculares, pero siempre tomando en cuenta que la constancia es bastante primordial. En cuanto al cansancio o fatiga y el insomnio el mejorar los hábitos al momento de dormir es de suma importancia, no tomas siestas en el día, no ingerir cafeína e intentar acostarse y levantarse a la misma hora cada día. Existen también infinidades de ungüentos muy efectivos para estos dolores, el bálsamo de tigre es uno de los mejores pues está compuesto de mentol y alcanfor que, aplicado con unos buenos y suaves masajes, es una opción bastante viable.

Un truco realmente efectivo por más raro que suene, es la aplicación de salsa picante, pues está contiene capsaicina, es decir es analgésica. También las infusiones de hierbas como Valeriana o Manzanilla, son calmantes y relajantes naturales, que en términos generales suelen tranquilizar el ambiente. Al igual, añadido a todo esto los masajes si una actividad realmente reconfortante para los músculos y articulaciones que sufren el daño y la sensibilidad en las personas que presentan fibromialgia, así que es una buena opción cada cierto tiempo.

Existen infinidades de trucos más como consumir jengibre en polvo disuelto en agua, el vinagre de manzana sobre el área que presenta dolor, infusiones de tomillo seco, entre muchas otras que además de ser amigables con nuestro organismo, al ser naturales, son bastante efectivas sin la necesidad de ingerir químicos o fármacos que son algo más agresivos. No podemos subestimar los poderes y efectos que tienen algunos elementos naturales sobre nuestro cuerpo, pues en ocasiones suelen ser nuestras mejores alternativas. La salud propia es algo que no podemos olvidar, ni mucho menos descuidar, por esta razón conocer estos trucos puede llegar a ser bastante beneficioso para nosotros mismos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: