Seram advierte a la Xunta los riesgos del convenio con Medtronic

La Sociedad Española de Radiología Médica (Seram) publicó un documento donde advirtió a la Xunta de Galia sobre los efectos negativos de destinar en exclusiva equipos de imagen a determinados servicios quirúrgicos o clínicos fuera de las Unidades Asistenciales de Diagnóstico por Técnicas de Imagen (Uadti). Por ello, la Asociación de Pacientes del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) no ha sido el único colectivo que ha mostrado desacuerdo y al que se le ha negado el acceso a la documentación por parte del Servicio Gallego de Salud (Sergas).

En este sentido, la polémica por el convenio con Medtronic continua, ya que, según los radiólogos españoles, este aspecto de descentralización y dispersión de las tecnologías de imagen, pueden suponer una gestión menos optimizada de los recursos, menor seguridad para los pacientes, peor calidad asistencial, un aumento de los costos y alcanzar una atención sanitaria menos equitativa e igualitaria para todos.

La realidad es que “estos equipos van a estar fuera de los servicios centralizados de radiodiagnóstico y se van a destinar exclusivamente a determinados servicios clínicos, lo que supone una discriminación para los pacientes”, así lo expresó el doctor Pablo Valdés, vicepresidente de la Seram, enfatizando que no existe ningún argumento objetivo que justifique esta descentralización de este tipo de equipos. Estos equipos pueden llegar a destinarse exclusivamente a determinados servicios clínicos como puede ser la cardiología.

“Estas tecnologías son caras y complejas, y es injusto hacer una inversión de este tipo para dedicarla a un único servicio clínico o quirúrgico para un determinado proceso o subgrupo de patologías cuando es necesaria para cuidar la salud general de la población”, señaló Valdés. El convenio contempla que los empleados de Medtronic trabajen de forma “in situ” en los centros evaluando y aplicando criterios empresariales, probando las maquinas que venden y calculando los costos de la atención a los pacientes del Sergas.

 

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: