Reiki: el poder de sanar con las manos

El reiki es una terapia alternativa que proviene del Japón cuyo nombre significa “poder espiritual”, es una terapia de sanación a través de las manos con el objetivo de mantener y mejorar el equilibrio del cuerpo, mente y espíritu. El reiki es un método de curación que utiliza un sistema de transmisión de energía, y esta terapia se encarga de extraer la energía del universo y luego transmitirla a través de las manos.

El reiki busca eliminar esos bloqueos físicos, mentales y emocionales con el objetivo de alcanzar la salud y el bienestar. Esta terapia trabaja con la sabiduría el cuerpo, con la auto sanación y el poder de la purificación y la limpieza interior.

Se le conoce como el poder de sanar con las manos, ya que el reiki se fundamenta en que cada individuo está compuesto por un sistema de campos de energía y de la forma como interactúan, siendo una descarga energética cada emoción, pensamiento o acción, que al ser bloqueados uno de los centros se altera el campo de energía universal, dando paso a un desequilibrio energético y produciendo enfermedades y alteraciones de los sistemas.

Este tipo de terapia armoniza el campo energético, mejora la calidad de vida, libera las tensiones, alivia el estrés, la ansiedad, mejorando incluso las emociones y fortalece el sistema inmune. El reiki sana diversas dolencias a través de la imposición de las manos, que para algunos es más efectiva que para otros que solo ven esta terapia como un efecto placebo.

La terapia de reiki es muy sencilla y puede aprenderse en los talleres, seminarios, cursos destinados para ello, lo que hay es que abrirse a sentir los canales energéticos en las palmas de las manos. El reiki consiste en lograr la sanación o la armonía y equilibrio del paciente mediante la imposición de las manos, canalizando los centros energéticos, la energía del universo y aquellas energías corporales.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: