Ir a…
RSS Feed

Probióticos y prebióticos naturales


En diversas ocasiones solemos dar caso omiso a los beneficios o los contras que pueden poseer el consumo de ciertos alimentos. Sin embargo, gracias a la evolución científica y estudios determinados, podemos conocer las propiedades, usos y características de las comidas. Así como las posibles combinaciones y opciones más favorables para el ser humano, gracias a las recomendaciones de un nutricionista.

Es probable que ya hayamos escuchamos la palabra probióticos y prebióticos, y aunque suelen mencionarse como si fueran una pareja, poseen diferencias, estos suelen encontrarse en diversos alimentos. El consumo de probióticos y prebióticos son considerados vitales para nuestra salud, esto es debido a que nos ayuda en nuestro sistema digestivo y fortalece el sistema inmunológico, de esta manera se puede combatir infecciones y otras enfermedades.

Antes de hablar de los probióticos y prebióticos naturales, vamos a diferenciar que son cada uno de ellos, por una parte se define a los probióticos como microorganismos vivos que suministrados de una buena manera puede causar un buen efecto en la salud. Esto suele ser como las vacunas. Los probióticos son bacterias intestinales que nos ayudan a estimular las enzimas naturales de nuestro organismo para mejorar la digestión. El consumo de probióticos nos protege de una gran cantidad de enfermedades, por lo que no deberías asustarte al saber que posees bacterias en tu cuerpo, en este caso, estas suelen defenderte.

Por otra parte, encontramos los prebióticos, son una variación de hidratos de carbono que  trabajan junto a los probióticos. La función principal es intervenir en el sistema inmunitario, impidiendo el crecimiento de las bacterias patógenas. También, permite que los probióticos se desarrollen en el organismo, por lo que en conjunto ellos trabajan para protegernos. Unos de los aspectos considerables es que nos ayuda a disminuir las molestias digestivas como lo son la producción de gases, además de combatir el estreñimiento y la inflamación de los intestinos.

  • Alimentos que contienen probióticos de manera natural: la patata, las bananas, los espárragos, la alcachofa, las legumbres, el yogurt natural, las aceitunas, el chocolate negro, la sopa de miso, entre otros. Entre los cuales destaca el kéfir, que es la leche de vaca fermentada, tiene un sabor increíblemente ácido y es recomendado consumir en las mañanas.

 

  • Alimentos que contienen prebióticos: ajo, cebolla, puerro, el trigo y sus derivados ya sean salvado de trigo, harina de trigo, cereales, entre otros.

 

Existen recetas que te permiten mezclar alimentos ricos en probióticos y prebióticos, por lo que puedes notar que puedes cuidar tu organismo si consumes de manera controlado estos tipos de alimentos. Para ingeniártela, puedes usar el ajo, la cebolla y el puerro como base para salsas o aderezos de ensaladas, así como puedes incluir estos alimentos en distintos platos.

Es importante protegernos y alimentarnos de la mejor manera posible, sin embargo, antes de consumir o enfrascarnos en un tipo de alimentos, debemos conocer cuáles son sus propiedades y en qué aspectos nos podría perjudicar, en este caso, el consumo excesivo de probióticos y prebióticos pueden causar daños en la salud intestinal, así que sé prudente, recuerda que todo en exceso hace daño.

https://mejorconsalud.com/15-mejores-probioticos-y-prebioticos-para-salud/

https://www.directoalpaladar.com/salud/prebioticos-y-probioticos-sus-beneficios-y-como-incluirlos-naturalmente-a-tus-platos

para mayor información

https://www.espsformacion.com/cursos-baremables-sergas-cursos-acreditados-sergas/

ProOdri

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: