Eucalipto, algo más que un buen olor.

Para las personas que alguna vez hayan tenido la oportunidad de oler esta hierba, sabrán reconocer el aroma mentolado y único que este posee. Aunque su origen radica en Australia y Tasmania, ya se ha distribuido por todo el mundo y suele ser conocida por sus efectos calmantes de la flema o tos. Sin embargo, esta planta suele brindar una gran cantidad de beneficios para la salud de las personas, convirtiéndose en un atractivo para el bienestar.

Increíblemente se debe destacar que además de ser una hierba natural con usos medicinales, también suele usarse para la reforestación en las industrias que se desenvuelven en el área de madera y papelería.

Estudios han demostrado que el eucalipto se recomienda para combatir enfermedades respiratorias, la gripe, asma y catarros. Las hojas de esta planta son en parte la que contiene la mayor cantidad de propiedades, entre las cuales destacan sus poderes para desinflamar, combatir microbios y como expectorante.

Los poderes antiinflamatorios hacen que mejore la respiración, por otra parte, cuando ataca a los microbios y bacterias previene las infecciones que se centran en las vías respiratorias, previniendo enfermedades como la bronquitis aguda, y sus propiedades expectorantes facilita el fluido de las secreciones pulmonares, por lo que juntos ayudan a la expulsión de las bacterias y ofrecen un mejor desarrollo del organismo.

Gracias a sus propiedades hipoglucemiante, ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre además de considerarse una buena opción para tratar la diabetes.

Además de todos los beneficios que aporta a nuestros pulmones, investigaciones recientes revelan que el consumo de esta planta suele combatir la artritis. También suele ser un acompañante fiel en las aromaterapias, gracias a su fuerte olor, la combinación de aceite de eucalipto con otros como lavanda, romero, menta, manzanilla, entre otros, ayudan a relajar y a reducir el dolor causado por la artritis.

Combate el asma, investigaciones recientes señalan que el eucalipto es capaz de romper las mucosas en las personas con asma. Esto es algo favorable, sin embargo, es recomendable que si usted ve una reacción desfavorable, se dirija al doctor. Pregúntele sobre el uso de este aceite para ayudar a las personas asmáticas y tomando en cuenta su situación de su salud, él podrá recomendarle las mejores opciones o dosis recomendada.

Maravilloso, esta increíble hierba también nos ayuda a combatir la placa dental. Sin embargo, el consumo del mismo debe ser moderado, solo basta consumir pequeñas cantidades para lograr los efectos deseados.

Un consumo eficiente del eucalipto ataca y previene los dolores de cabeza. Esto generalmente se da gracias a la combinación del aceite de eucalipto con el aceite de menta. Además de ser un ingrediente esencial para intervenir en el proceso de relajación, puedes colocar un poco de aceite sobre tu frente, acostarte y sentirás sus efectos calmantes y relajantes gracias a sus propiedades y a su aroma. Lo que te permite reducir sus niveles de estrés.

De manera general podemos destacar que el eucalipto ayuda a sanar las heridas, quemaduras, ulceras, acné, fiebre y congestión nasal.

Para darle más sanzón y olor a tru vida visita:

Condimentos buenos para la salud.

ProOdri

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: