En Valencia: Colegio de Podólogos denuncia al Ayuntamiento por ofrecer servicios sin licencia de podología

El Colegio de Podólogos de Valencia ha denunciado al Ayuntamiento de Valencia por ofrecer los servicios de podología, específicamente en los Centros Especializados de Atención a Personas Mayores y Centros de Día sin las licencias sanitarias necesarias.

En este sentido y ante las irregularidades y la falta de acreditación de los cuatro centros con gestión municipal, el Colegio de Podólogos de Valencia solicita el cierre del Servicio de Podología. “La Junta Directiva llevaba tiempo queriendo abordar la gestión de dichos centros, cuatro de ellos de titularidad municipal, hace tiempo les comentamos la situación y las irregularidades que veíamos desde el Colegio y ellos nos dijeron que había centros que no estaban dados de alta pero que no querían cerrarlos por el coste político”, declara Maite García, presidenta del Colegio de Podólogos de Valencia.

Por su parte, la Administración insiste en que dos sí están acreditados y otros dos están en proceso. Pilar Bernabé, asesora de la concejalía de Personas Mayores del Ayuntamiento de Valencia, explica que “en estos momentos, están en proceso de tramitar las acreditaciones como centros acreditados de la Conserjería, ya que cuando llegamos al Gobierno llevaban 20 años funcionando, pero sin estarlo”. Sostienen que el mantenimiento de los servicios de podología se apoya en la normativa de la Conselleria de Sanidad.

Sin embargo, el Colegio de Podólogos señala que lo que puede pasar es que se caiga en una falta de derecho de salud pública, por el hecho de que cualquier paciente puede contraer algún tipo de infección o enfermedades como la hepatitis; además que en estos centros no existe la historia clínica de los pacientes, sin realmente una atención realmente sanitaria.

La denuncia llega después de diversas reuniones entre el Ayuntamiento y los podólogos valencianos, pero estás no generaron ningún acuerdo. “Ofrecieron hacer un convenio para que desde los centros se derivase a las clínicas, pero no pudimos aceptarlos porque nos pedían rebajar el precio…”, indica García. Bernabé recuerda que tras las primeras críticas del Colegio les explicaron el funcionamiento de los centros y el mencionado proceso de las acreditaciones, y ellos finalmente “han tomado esta decisión y ahora habrá que esperar la respuesta judicial”.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: