El 95% de los europeos respira altas concentraciones de ozono, perjudicando la salud

De acuerdo a informaciones de la Unión Europea (UE), alrededor del 95 por ciento de la población europea respira concentraciones superiores de ozono al valor correspondiente de protección a la salud establecido por la Organización Mundial para la Salud (OMS).

En este sentido, un novedoso estudio realizado por investigadores de la Escuela Nacional del Instituto de Salud Carlos III, se encargó de analizar el impacto atribuible del “ozono troposférico” en la mortalidad diaria en España, además de establecer el nivel de cómo afecta la salud.

En general, el ozono es un contaminante secundario que se forma, por la combinación de los compuestos orgánicos volátiles (COV), que emiten los coches, y los óxidos de nitrógeno (NOx). Sin embargo, a diferencia de lo que pasa con las partículas materiales a esos NOx, existe una relación entre la mortalidad diaria y las concentraciones medias diarias de ozono, esto no en realidad no es lineal. Lo que se presenta es una forma cuadrática como especie de “U” en 33 de las 46 ciudades en las cuales existen datos disponibles de ozono en el periodo de análisis.

Este tipo de relación puede variar entre las ciudades, las cuales tiene importantes implicaciones en la salud, permitiendo establecer una especie de umbral donde el ozono empieza a deteriorar la salud, siendo ese el momento oportuno para tomar las medidas necesarias para protegerla, la cual dependerán del espacio y sus características.

Para Julio Díaz, Jefe del Departamento de Epidemiología y Bioestadística de la Escuela Nacional de Sanidad, la mortalidad que se le atribuye al ozono, si es menor que la debida a las PM o al NO2, corresponde aproximadamente a un tercio de la mortalidad debida a los accidentes de tráfico en España, “lo que evidencia la necesidad de arbitrar las medidas necesarias para disminuir las concentraciones de este contaminante”.

Por lo tanto, los resultados del estudio estiman que 500 de las muertes anuales, son atribuibles a dicho contaminante, siendo en su mayoría complicaciones respiratorias y circulatorias.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: