El 2017 un año saturado de polémicas sanitarias

Son muchas las polémicas sanitarias que han protagonizado las portadas del 2017, sin embargo, las que más destacaron fueron: el fracaso de la EMA, que, aunque las autoridades españolas, especialmente la ministra de Sanidad Dolors Montserrat, se esforzaron en convencer a Europa de que Barcelona era el mejor lugar para albergar la nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento, los europeos se encargaron de plantar una posición el pasado 20 de noviembre. La candidatura española fue en este caso eliminada en la primera ronda de votaciones, para algunos debido a la inestable situación política que vive Cataluña.

Otro de los hechos polémicos del 2017 fue la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) proclamada por el Parlament de Cataluña el pasado 27 de octubre, donde el Senado esa misma tarde aprobaba aplicar el art. 155 de la Constitución y cesaba automáticamente a todos los miembros del Govern Catalán, entre ellos a Toni Comín, el consejero de Sanidad.

Comín, Puigdemont junto a otros tres ex consejeros más, se trasladaron a Bruselas (Bélgica) para evitar la detención y acusación por delitos de rebelión, sedición y malversación. En diciembre la justicia belga tomó la decisión de no extraditar a Comín y a Puigdemont.

Durante las elecciones la mayoría absoluta fue obtenida por el bloque independentista.

Por su parte, las Pseudoterapias están siendo denunciadas como una amenaza para la medicina y determinadas asociaciones de pacientes como el Grupo Español de Pacientes con Cáncer, así como para distintos colectivos profesionales que no cesan de alertar sobre esta problemática.

Aunque existen facultativos pertenecientes al Colegio de médicos de Valencia, se desvían del camino del rigor científico y apoyan prácticas concretas.

La desprivatización de La Ribera, es otro de los hechos que marcó el 2017, donde muchos se preguntan ¿Por qué quiere acabar con el modelo Alzira que es el que permite mejorar la atención a los pacientes y darles una sanidad cada vez con más calidad? Esto es lo que no paran de preguntarse desde la agrupación Sanitat Sols Una.

En este caso, aunque Carmen Montón, consejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana ha asegurado que se van a mejorar los servicios y los trabajadores van a mantener sus puestos de trabajo, los mismos no creen en sus promesas ni en sus palabras.

Esther R.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: