Comida chatarra, ¿cómo darse un gusto sin atentar con nuestra salud?

La gastronomía y la alimentación, son nuestra fuente principal de energía, por lo que esta debería ser efectivamente un placer para el gusto en las comidas y en nuestro paladar, en especial si estamos cuidando de nuestro peso y nuestra salud física. Sin embargo, nunca falta un momento de celebración o reunión familiar o con los amigos, por cualquier motivo, ocasionando que se nos pase un poco la mano en cuanto al cuidado en el conteo de calorías y trayendo como consecuencia el remordimiento o la preocupación por la misma. Aunque aquí se muestran algunos tips para poder darnos un gusto de comida chatarra sin que afecte a nuestro organismo, o a nuestra vida dietética. Lo que hay que tener en cuenta es que estos “gusticos” deben ser realizados máximo dos veces al mes, sino se pueden convertir rápidamente en un muy mal habito de salud.

 

Planificar los días previos y posteriores. Esta recomendación se da especialmente en aquellos casos en que sabemos que vamos a asistir a una reunión o evento festivo con nuestros seres queridos, pues normalmente y por lo común, en estas festividades abunda la comida y no precisamente aquella que seguimos en las dietas, pero que a la vez son irresistibles. Por lo que no deberíamos mortificarnos de asistir, sino todo lo contrario, se debería disfrutar al máximo de estas comidas. Para ello se recomienda planificar nuestra alimentación antes del gran día, para que en este podamos comer algo más de lo que comemos normalmente, sin que esto suponga una tragedia para nuestra salud.

 

Una buena estrategia para esto es reducir la ingesta calórica el día antes, el mismo día y el día después del evento. Contando con lo que queremos exceder en comida ese día. Lo importante es tomar y mantener el control. En este caso, la reducción de calorías debe provenir principalmente de fuentes altas en carbohidratos y grasas por lo que se recomienda el  consumo de verduras, alguna pieza fruta y algo de proteínas, dejando de lado el pan, la pasta, el arroz, o por lo menos dejarlos para el consumo en la reunión.

 

Otra idea muy efectiva es comenzar con una rutina de ejercicios un poco más larga o más intensa luego de esta reunión, incluso iniciando el mismo día de este. Así se asegura de quemas todas las calorías obtenidas.

Una idea muy interesante también de consumir comidas chatarras es utilizando algunos ingredientes para reemplazar las grasas o carbohidratos de estas comidas chatarras más comunes. Por ejemplo. Controlar las calorías liquidas, en este caso se involucran los vinos o cervezas, para evitar que sean muy pesadas para nuestro cuerpo es consumir por cada vaso o copa un vaso de agua. A la hora de consumir aperitivos, se debe procurar pedirlos con la mayor cantidad de vegetales posibles, o digerirlos con agua también para evitar el asentamiento fuerte de calorías. También una buena opción es la de hacer nuestra propia comida chatarra en casa, así podemos elegir los ingredientes más equilibrados entre sanos y calóricos.

 

https://www.vitonica.com/prevencion/consejos-para-disfrutar-de-un-menu-de-boda-sin-atentar-contra-nuestra-salud

ProOdri

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: