Ir a…
RSS Feed

Beneficios físicos y mentales por ingerir ginseng rojo


El ginseng rojo o ginseng coreano, es conocido en China como el “elixir de la eterna juventud” por sus efectos como una de las mejores hierbas medicinales. En la antigüedad estas hierbas se utilizaban para mejorar la resistencia física y mental, estimular el cuerpo, luchar contra la depresión y en ocasiones como afrodisíaco. Y la realidad no escapa mucho de ello.

Los herboristas antiguos chinos creían que mejoraba el funcionamiento del hígado, corazón, pulmones y los riñones. También, se creía que gracias a la longevidad general que otorgaba, los ojos se hacían brillantes y la mente sabia.

Actualmente, el ginseng rojo o ginseng coreano se utiliza para combatir el estrés, enfermedades leves, controlar el peso, mejorar el rendimiento, reducir el colesterol, aumentar las defensas, para evitar la depresión y el cansancio. Es un calmante natural del sistema nervioso. Es una de las plantas medicinales más populares junto con el ginkgo biloba. El ginseng rojo ayuda a purificar la sangre, eliminando las toxinas, limpiando las impurezas acumuladas.

El ginseng consumido con regularidad es útil para mejorar el rendimiento físico y mental, que aporta además una sensación agradable de bienestar. Es un excelente adaptógeno por eso ayuda a equilibrar el organismo de forma natural.

Sin embargo, es muy conocido por ayudar a mejorar la función sexual, reactivando la pérdida de libido y la vitalidad en hombres y mujeres.

Las propiedades del ginseng rojo se encuentran en su raíz, ya que allí se encuentran los principios activos llamados ginsenósidos, sustancias que le otorgan sus beneficios dietéticos y fitoterapeúticos.

Este tipo de ginseng también puede estimular la síntesis de la proteína, inhibir la agregación plaquetaria, prevenir la aparición de úlceras gástricas por estrés y reforzar el sistema inmune. Puede a su vez, usarse como complemento de una dieta equilibrada para ayudar a incrementar el rendimiento físico y mental, mejorar la capacidad de concentración y los reflejos.

Esther R.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: