Antes de la medicina moderna los humanos llegaban a los 70 años

 

Luego de un estudio a numerosos restos óseos humanos antiguos ha determinado que los humanos llegaban a vivir 70 años o más antes de la medicina moderna, echando por tierra el mito de que los antepasados de la especie no lograban vivir más de 40 años.

Christine Cave de la Escuela de Arqueología y Antropología de la Australian National University, desarrolló un nuevo método para determinar la edad de la muerte de los restos esqueléticos en función del desgaste de la dentadura, comparándolo a su vez con poblaciones vivas de culturas comparables. La muestra estuvo representada por restos esqueléticos de tres cementerios en Inglaterra con personas sepultadas entre los años 475 y 625, el Greater Chesterford en Essex, Mill Hill en Kent y Worthy Park en Hampshire.

Este estudio reflejó, que aquellas personas que vivieron vidas tradicionales sin medicamentos o productos modernos, la edad de fallecimiento más común era de 70 años, siendo notable y similar en todas las culturas.

En este caso, Cave dijo que ese mito se ha desarrollado debido a las deficiencias en la clasificación de las personas mayores en los estudios arqueológicos; “las personas mayores han sido muy ignoradas en los estudios arqueológicos y parte de la razón de ello ha sido la incapacidad de identificarlos”, ya que una vez que las personas crecen es más difícil determinar su edad a partir de los restos esqueléticos, motivo por el cual la mayoría de los estudios solo tienen una categoría de edad, de 40 años.

“De modo que efectivamente no distinguen entre un hombre en forma y saludable de 40 años y un frágil de 95 años. No tiene sentido si estás tratando de estudiar a gente mayor”, expresó Cave, indicando que este nuevo método les ofrece a los arqueólogos una visión más precisa de las sociedades pasadas y cómo era la vida de las personas mayores.

En cada uno de los cementerios que se utilizaron como muestra se logró encontrar una marcada diferencia en la forma que las mujeres y hombres de la tercera edad fueron enterrados. Las mujeres si eran jóvenes tenían entierros más prominentes, mientras los hombres eran sepultados con armas, lanza, escudos o espadas.

Esther R.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: