Zumos de frutas y verduras con deporte una tendencia saludable

El deporte y la hidratación correcta nos ayuda a mantener la salud física; y a ello se le suma el consuma de zumos de frutas y verduras por los nutrientes que aportan además de su alto contenido energético.

Hoy en día los zumos verdes se han convertido en una maravillosa bebida por la cantidad de vitaminas, minerales, enzimas y fitonutirentes que contienen, que contribuyen a fortalecer y proteger el organismo. Muchos de estos zumos verdes son desintoxicantes, sobre todo en los momentos de exceso. Su contenido es a base de vegetales de hojas verde como acelgas, espinacas, lechuga, brócoli, berros, peregil, pepino y el toque de una fruta como la manzana o la pera.

Los zumos verdes ayudan a mantener la hidratación adecuada, recomponiendo los minerales perdidos, además de ser grandes regeneradores de energía.

Se recomienda el zumo de remolacha para el momento previo a la rutina de hacer ejercicios, en cambio el plátano se aconseja para el momento posterior. La remolacha prolonga la capacidad de hacer ejercicio hasta en un 16 por ciento, incrementando los niveles de estamina y reduce el consumo de oxígeno.

En cuanto a las frutas debemos saber cuando consumirlas; por ejemplo, las frutas con índice glucémico bajo (melocotón, manzana, naranja, pera, ciruelas, fresas y cerezas) se deben consumir antes del entrenamiento, por su contenido de azúcares los cuales se asimilan de forma lenta en el organismo, aumentando a su vez, la energía por tiempo prolongado.

Las frutas con un índice glucémico alto, en cambio, como la sandía y el melón, brindan una mayor asimilación de los azúcares y de hidratos de carbono, facilitando la recuperación de energía y la hidratación del organismo. El consumo de sandía antes del entrenamiento contribuye a disminuir la frecuencia cardíaca y previene el dolor muscular posterior.

Por ejemplo, el zumo de naranja aporta importantes cantidades de vitamina C, provitamina A, ácido fólico y minerales. Brinda un gran aporte energético y su consumo diario previene la aparición de dolecnias estomacales, úlceras gastroduodenales, gastritis, diarreas o indigestiones.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: