¿Qué son las terapias détox?

Glasses with fresh vegetable juices isolated on white. Detox diet.

Actualmente están muy de moda las “terapias détox”, que son técnicas depurativas clásicas para limpiar el organismo a nivel hepático.

Las terapias détox consisten en ingerir alimentos o productos naturales a base de frutas, verduras o plantas en un corto tiempo, permitiendo que el organismo entre en un modo de limpieza profunda. Estas técnicas ayudan a deshacernos de todas las toxinas acumuladas, que tanto daño hacen a nuestro cuerpo. El órgano que más acumula tóxinas o productos de desecho es el hígado y las terapias détox permiten que el mismo se libere de ellos, por ello, son especiales para desintoxicar el organismo a nivel hepático.

Para ello, se debe recurrir a frutas, verduras y plantas; coles, berros, espárrago, papaya, piña, brócoli, etc.

Debes tener presente que las terapias détox no están diseñadas para perder peso, si lo hace es porque no fueron realizadas de forma correcta. Si una terapia détox se realiza adecuadamente, sin variar la proporción de macronutrientes que se deben ingerir a diario por medio de la alimentación, no se realizarán pérdidas de peso de manera significativas. Algunos casos tienden a provocar una disminución de volumen pero jamás de grasa.

Junto a las terapias détox se pueden combinar con dietas de reducción de calorías, que nos ayudará a perder peso por el control alimenticio que se establezca.

Con las terapias détox jamás deberás tomar algún tipo de suplementación extra, pero existen estudios que avalan la acción tonificante y depurativa del hígado como consecuencia de la ingesta de concentrados a base de alcachofa, diente de león o cardo mariano, si la toma se hace de forma complementaria.

Este es un tipo de terapia natural que también ofrece muchos beneficios a nivel intestinal, y aunque se puede realizar por cuenta propia, siempre se recomienda la orientación de un profesional cualificado.

La depuración del organismo se puede planificar con cada cambio de estación, cuatro veces al año, pero también puede realizarse después de vacaciones, mucho más si hemos descuidado la alimentación.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: