Ir a…
RSS Feed

Prisión e indemnización por ejercer la Podología sin titulación


Esta semana el Colegio de Podólogos de Andalucía ha obtenido una sentencia de conformidad condenatoria contra una persona por ejercer como profesional de la Podología en Almería, el cual carecía de la titulación, grado o diplomatura exigida y de la licencia profesional. En este caso, la corporación colegial interpuso la querella por delito de intrusismo profesional, tipificado en el artículo 403 del Código Penal y el Juzgado de Instrucción de Almería acaba de dictar una sentencia condenatoria con pena de prisión e indemnización.

Se ha probado ante el tribunal que la persona ejercía la profesión de podólogo sin un título o licencia que le habilitase para la citada actividad, y por ende para su libre ejercicio.

Actualmente, la lucha con el intrusismo y la ilegalidad en el ejercicio de la profesión es una de las prioridades del Colegio Profesional, los cuales a través de su Junta de Gobierno tienen abiertos 40 procesos en juzgados de todas las provincias de Andalucía.

La sentencia obtenida es una de las 4 favorables logradas en menos de un año por el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía, en materia de intrusismo.

Se han mantenidoreuniones con la Fiscalía a fin de solicitar se incrementen los esfuerzos de investigación y persecución en estos casos, por la gravedad que estas prácticas ilegales implican.

Por su parte, el jefe de la asesoría jurídica del colegio de podólogos, Antonio Sánchez, afirma que “el 80% de las denuncias del sector se refiere a prácticas de intrusismo, de las que la mayor parte no son investigadas, si el colegio no aporta las pruebas, lo que es sumamente difícil para una corporación profesional dadas las circunstancias en que se comete este delito”.

En general, el Colegio Profesional de Podólogos se ha manifestado satisfecho con la sentencia, ya que estas prácticas ilegales , perjudica a los profesionales titulados y colegiados, así como a toda la población poniendo en riesgo su salud. Han advertido, que en “casos especialmente serios como el pie diabético pueden derivar en grandes complicaciones cuando son tratados por individuos sin titular y que, por tanto, no poseen ni dominan las competencias de un podólogo”.

Esther R.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: