Mascarillas de arcilla para todo tipo de piel.

Las mujeres solemos ser muy cuidadosas con la apariencia que brindamos, esto nos ayuda a aumentar nuestra autoestima, a sentirnos más seguras, sensuales y saludables. El rostro juega un papel fundamental en la vida de toda dama, debido a que esa es la primera impresión que damos. Por diversas razones, cuando uno mantiene cualquier relación interpersonal o simplemente observa a alguien lo primero que notamos es la cara. Por lo que su cuidado es importante para las personas. Además que ciertamente, el rostro suele tener zonas delicadas que tienden a estar expuestas a los rayos UV, contaminación y envejecimiento prematuro.

Existe una infinidad de cosas que se han elaborado para el cuidado de la piel, productos costosos como cremas, exfoliantes con sustancias químicas y procesado, también el uso de láser, infinidades de cosas, que pueden causar reacciones negativas, pero ¿Por qué suele ocurrir que lo que le funciona a una persona a la perfección puede generar reacciones desfavorables en otras? Sencillo, no todos poseemos el mismo tipo de piel ni estamos adaptados a las mismas actividades rutinarias, puede que te veas más afectado si trabajas en el sol o con productos químicos.

Las mascarillas de arcilla son una forma natural de cuidar todo tipo de piel, además de causar reacciones relajantes y beneficiosas para la misma. Este es considerado un componente mágico para remover las impurezas y sanar la piel. Una buena mascarilla puede arrojarte sensaciones fabulosas en tu apariencia física.

Es importante destacar que existen diferentes tipos de arcillas, entre las cuales destacan, arcillas grises, verdes, blancas y rojas. Estas sirven para todo tipo de piel pero sus usos se enfocaran en distintas problemáticas que podamos padecer, sin embargo, de manera general todas sirven para desinfectar, depurar y desinflamar la piel, sus pequeñas variantes puede hacer que en determinados casos, unas se usen más que otras.

  • Arcillas blancas: puede ser usada en todo tipo de piel, ya que aporta beneficios en limpiadores, rejuvenecedores, calma la irritación, cuida la piel y la hidrata. Esta arcilla suele ser bastante suave, por lo que su uso es bastante aceptado.

 

  • Arcillas grises: limpia, aclara y tonifica la piel, suele usarse para las personas que padecen de acné ya que ayuda a desinflamar y calmar el dolor.

 

  • Arcillas verdes: sus propiedades van orientadas a desinfectar la piel, combatiendo las impurezas y ayudando y reduciendo la inflamación.

 

En el uso de las arcillas se han creado diversas teorías de cómo es más conveniente para la piel, se suele pensar que la forma correcta es dejar secar y luego retirar, sin embargo, se argumenta que esto puede causar más daños en la piel, lo ideal es retirar antes de que logre secarse completamente. El proceso de la mascarilla en nuestra piel, primero humecta, acá la piel toma los minerales, a medida que se va secando la arcilla se va estimulando el flujo sanguíneo y se cierran los poros. Si se deja que la mascarilla se seque por completo no te dejará marcas ni huecos pero puede no causar los efectos deseados limitando una hidratación eficaz y pudiendo causar irritaciones.

 

 

http://www.vidanaturalia.com/tipos-de-arcillas/

http://stylecaster.com/beauty/how-different-types-of-clay-benefit-your-skin/

ProOdri

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: