Las bacterias que se alimentan del petróleo pueden eliminar la contaminación del mar

Un grupo de investigadores del instituto Oceanográfico Woods Hole están estudiando una herramienta natural para combatir la contaminación del mar, como lo son las bacterias que se alimentan del petróleo. Estos microbios contribuyeron a frenar el derrame de petróleo que tiñó las costas del Golfo de México en el 2010. En este caso, los microbios absorbieron parte del gas natural de una rápida, siendo uno de los componentes del caldo tóxico, aunque siendo ligero y menos pesado a diferencia que otros combustibles.

Estos organismos son llamados Lysinibacillus sphaericus y usan el petróleo como combustible; la naturaleza desarrolla otra reacción defensiva para protegerse de aquello que la destruye.

Los investigadores se están centrando en hacer estudios con sustancias más pesadas, a fin de evaluar el comportamiento de estas bacterias.

Tratando de entender el comportamiento de estos microbios en el 2010, podemos hacer referencia que estos se consumieron los hidrocarburos más pequeños, sustancia que se disolvieron en el agua, lo que favoreció a que esto fuera de esta manera. Además, que las corrientes marítimas permitieron la reproducción de microbios en esa zona, permitiendo aumentar los depredadores de las sustancias tóxicas y reforzar la presencia de los mismos.

Sin embargo, a pesar de la rápida acción de estas bacterias, no pudieron asimilar la totalidad de las sustancias tóxicas que afectaban el medio ambiente, algunas eran demasiado grandes para ser digeridas de acuerdo a lo indicado por los mismos investigadores.

Los especialistas también se están ocupando de analizar cada comportamiento sobre las sustancias tóxicas, a fin de determinar por qué ciertos hidrocarburos que formaron parte del hecho de la costa de México en el 2010, no son biodegradados o desintegrados por la luz del sol, ya que tiene una incidencia sobre el petróleo que fue lanzado al mar.

La realidad es que esa investigación podría aportar a la ciencia una nueva herramienta natural para luchar contra esas sustancias nocivas de los mares y evitar así la contaminación del mar.

Esther R.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: