Ir a…
RSS Feed

La lengua ¿por qué duele?


La lengua puede doler por diversas causas y aunque algunas son fáciles de tratar y no preocupantes, puede existir algunos problemas de salud mucho más graves.

La realidad es que la lengua es un órgano muscular muy importante, que además tiene gran resistencia. Lo más común es que salgan aftas en la lengua, que son pequeñas úlceras blancas rodeadas por un borde rojo intenso, muy dolorosas al comer, tragar o hablar. Hasta el momento, no se puede afirmar porque aparecen, pero el factor principal es el estrés. En el caso de las mujeres se le asocia con los cambios hormonales. Normalmente, las aftas no son contagiosas y en la mayoría de los casos desaparecen solas.

El herpes labial puede también afectar la lengua, pudiendo confundirse con aftas, pero este es muy contagioso, por lo que requiere medidas para atacar el virus. El herpes en la lengua causan mucha molestia y dolor.

La lengua también puede verse afectada por candidiasis o infección por hongos. En este caso, el cuando el sistema inmune no puede detener el crecimiento la garganta y el tracto digestivo también se ven afectados, dando paso a aftas amarillentas y blanquecinas muy dolorosas. La candidiasis es muy común en bebés o personas con debilitamiento o poco desarrollo del sistema inmune, ya que el hongo aprovecha la debilidad del sistema inmune para reproducirse.

Las alergias alimentarias, la celiaquías o la deficiencia de vitaminas o minerales pueden dar paso a la glositis, una inflamación de carácter agudo o crónico de la lengua. Existe inflamación en la lengua y aparecen pequeñas lesiones que son dolorosas.

El síndrome de la boca ardiente o estomatodina es otra afección de la lengua que causa escozor, entumecimiento, hormigueo, picor y ardor. Estos síntomas se presentan principalmente en la punta y las zonas laterales de la lengua, aunque puede extenderse a otras zonas; esta afección puede durar meses o años. Se relaciona con el estrés, el tabaquismo o patologías como reflujo gastroesofágico, diabetes, problemas de tiroides, anemia o alergia de alimentos.

La lengua también puede verse afectada por algún tumor en la cavidad oral.

Esther R.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: