Ir a…
RSS Feed

Como evitamos los síntomas de alergia por el polen


Según los datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), la alergia al polen es una de las más frecuentes en España, sobre todo porque se disemina de plantas y árboles como las gramíneas, la salsola, el olivo, el plátano de sombra, el ciprés y la parietaria.

Sus síntomas se traducen en secreción nasal, estornudos, lagrimeo, picor en la nariz, que también pueden llegar a revestir gravedad como el asma alérgica.

Una de las formas de evitar los síntomas es evitar todo lo posible el contacto con el polen, aunque en primavera parece algo imposible podemos lograrlo. En los días de mayor concentración del polen, especialmente cuando hay mucho viento, realiza actividades dentro del hogar. Reduce las actividades al aire libre sobre todo en los horarios de 5 a 10 de la mañana y las 7 y diez de la noche, ya que en esos horarios existe mayor concentración de polen; además procura mantener las ventanas cerradas de la casa.

Si te trasladas en coche, mantén las ventanillas cerradas durante el recorrido, así evitaras que el polen entre. Cuando salgas a la calle, no olvides llevar las gafas de sol, los lentes evitan que el polen entre con los ojos.

En este caso, los filtros para el aire ayudan mucho, tantos los de aire acondicionado como los del coche, lo que debes es cambiarlos con frecuencia.

Evita remover el polen, cortar o acostarse en el césped o barrer el jardín. Cambia de ropa una vez que llegues a casa, ya que esta se convierte en un imán para el polen, sus granos se quedan atrapados en ella; dúchate y cambia la vestimenta.

Durante la noche no te descuides, el polen también actúa cuando cae el sol, si vas a pasar la noche al aire libre, aléjate de árboles y plantas.

Recuerda que si tomas medicamentos específicos para las alergias debes hacerlo siembre bajo la supervisión médica y la dosis recomendada.

Esther R.

 

 

 

 

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: