Ir a…
RSS Feed

Beneficios de ducharse con agua fría


Durante años las duchas frías se han utilizado como tratamiento natural para mantener la salud, el bienestar físico y mental. Antiguamente se pensaba que las duchas de agua caliente eran para débiles y que por el contrario el agua fría fortalecía los cuerpos y las mentes. Hoy en día diversas culturas alrededor del mundo usan el agua fría como parte sus rituales y ceremonias religiosas, en países como China, Japón, Rusia, es una costumbre ducharse con agua fría durante el invierno. Actualmente, muchos atletas a nivel mundial hacen uso de los baños de agua helada para mejorar el rendimiento físico y acelerar el proceso de recuperación.

 

Beneficios del agua fría

 

Hay que reconocer que muchos de nosotros, por no decir a todos, nos agrada tomar baños calientes, pero el agua fría también posee una gran cantidad de beneficios los culés pueden llegar a ser tanto estéticos como físicos y espirituales. Esta es una terapia que puedes hacer tu mismo en cada una vez por semana, luego de unos pocos días empezarás a notar la diferencia. Lee atentamente la siguiente lista de beneficios y anímate a tomar un baño frío de vez en cuando, verás que las repercusiones en ti serán muy positivas:

 

  • Beneficios psicológicos: en Japón, antiguamente los samuráis creían que verter agua helada sobre sus cabezas todas las mañanas ayudaba a limpiar el cuerpo y a mantener un espíritu pleno, se creía que ayudaba a empezar el día tranquilos y relajados, esto se debe a que el uso del agua fría ayuda a liberar químicos en el cerebro que mejoran nuestro humor, disminuyen el estrés, eliminan la ansiedad y alivia significativamente la depresión.
  • Movimiento linfático: este sistema es el encargado de transportar todos los desechos de las células y de compartir y suministrar todos los patógenos, conteniendo dichos desechos, además de glóbulos blancos, ayuda a combatir las infecciones. El agua fría provoca en nuestro cuerpo algunas contracciones y esto es bueno para el sistema linfático, ya que gracias a dichas contracciones este líquido se expande por todo el cuerpo. Si dicho liquido no se esparce de manera eficiente a través del cuerpo, este se acumula en las extremidades, sobre todo en los pies, y puede acarrear daños en nuestra salud.
  • Piel fresca y saludable: es conocido que el agua caliente ayuda a eliminar la grasa y aceites que segregada nuestra piel diariamente, ayuda además a mantener la superficie de nuestra piel sana y totalmente protegida, pero el agua fría ayuda a mantener la piel fresca y con su elasticidad natural, ya que está ayuda a reactivar el colágeno para hacerla ver con un brillo natural y siempre sana.
  • Aumento de la energía: no hay nada mejor que una ducha fría para despertarse y reactivar las energías, el agua fría ayuda a esto y a que debido a las diferentes terminaciones nerviosas que posee nuestra piel ayuda a que todas estas se activen causando que el corazón empiece a latir un poco más deprisa y empieces a respirar más rápido. Además ayuda a la recuperación luego de hacer algún deporte, es perfecta para ser utilizada luego de una ardua jornada de trabajo físico.

 

Prokarly

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: